¿Que son los moluscos contagiosos?

Dermatologist examining skin of patient with dermatoscope in clinic
Publicada el
Dermatología

Los moluscos contagiosos son una infección vírica muy frecuente en los niños, sobre todo en aquellos que sufren dermatitis atópica. Las lesiones se contagian por contacto directo, tanto en piscinas como en otros lugares donde los niños interactúan con contacto físico (juegos, pernoctaciones en otros domicilios, juegos entre hermanos, etc). En la práctica, es muy difícil saber dónde se contagiaron, ya que el periodo de incubación es variable y a veces no se aprecian las lesiones hasta que alcanzan un determinado tamaño.

El diagnóstico es clínico (visual), y no precisa exploraciones analíticas ni confirmación histológica por medio de biopsia. El proceso puede prolongarse en el tiempo, y la diseminación de las lesiones es impredecible, permaneciendo estable o aumentando de manera considerable a lo largo de las semanas. No hay manera de prevenirlo.

Existen diversos métodos de tratamiento, cuyo objetivo es eliminar las lesiones por métodos destructivos mecánicos (eliminación apretándolos entre los dedos, con curetaje o por raspado), físicos (quemadura con frío o crioterapia) o químicos (antiverrugas tópicos). La elección del tratamiento depende del número de lesiones y la edad del paciente, ya que los niños más pequeños toleran mal el dolor. El riesgo de cicatriz es pequeño en todos los métodos, pero la eliminación mecánica es el procedimiento más resolutivo y casi nunca deja secuela ya que, a pesar del sangrado en el procedimiento, la pequeña herida que deja – salvo complicación infecciosa o tendencia individual a desarrollar queloides- cicatriza bien. Hay que tener en cuenta que la eliminación mecánica molesta, de modo que para minimizar el dolor se recurre a la aplicación de anestesia tópica (EMLA) en oclusión con plástico durante 45 minutos antes del procedimiento. Aunque es un método anestésico eficaz, a menudo no evita el llanto del paciente más pequeño, que se asusta y puede notar algo de dolor en zonas puntuales.

Hay diversos estudios que han investigado cuál es el mejor método de tratamiento de los moluscos, y la eliminación mecánica (curetaje/raspado y expresión) parece ser el más eficaz. Sin embargo, no es raro que algunas lesiones reaparezcan o se perciban tiempo después del tratamiento, probablemente porque eran inapreciables en aquel momento. La eliminación por medio de quemadura química (antiverrugas tópico) puede escocer y no ser tolerada. Como puede dejar secuela hiperpigmentada, no se recomienda en la cara. La quemadura térmica (congelación o crioterapia) es muy molesta, y produce dolor en cada una de las lesiones tratadas, por lo que no suele ser de elección,

Es importante tener en cuenta que los moluscos contagiosos son lesiones benignas no complicadas (salvo abscesificación ocasional) y tienen una tendencia natural a la autorresolución, es decir, a desaparecer sin tratamiento, por lo que una opción es no tratarlas y esperar a que se quiten solas. Según algunos estudios científicos, se calcula que el tiempo estimado para la resolución espontánea es de 13-18 meses. Entre tanto, pueden emplearse algunas cremas inertes, es decir, sin tratamiento activo contra los virus, que parecen contribuir a la desaparición sin riesgo alguno asociado.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad